Dormir con una mujer casada mayor

El día que me enamore de de una Mujer mayor

2020.09.11 11:00 SnowLothbrok El día que me enamore de de una Mujer mayor

Hola tengo 26 años soy un chico Les contaré una historia muy personal, es la verdad... Un secreto que nadie sabe tal vez en lo que a ustedes concierne sea una cosa de importancia nula, ya que es algo que tiene que ver más de mi vida privada que de cualquier otra cosa... En fin, estos días eh estado melancolico, me quedo sentado, pierdo la mirada, me pregunto porque me siento así, si nada me va mal, no hay problemas, son días tranquilos, estoy raro... Me dedique a buscar un rostro conocido en las fotos de mis galería hoy mismo, dicho rostro que perdí de vista a lo largo de los años, si así es, se trata de una mujer que fue muy especial en mi vida, algunas veces ando ocupado haciendo esas que yo hago, tengo que cumplir con muchas cosas, deberes, mis proyectos... Cosas que me ocupa la mayor parte del tiempo, pero muchas veces me pregunto si dejo margen para... Otras cosas... En fin les hablaba de esta mujer ella era mayor que yo en aquel entonces yo tenía 23 y ella 26, ya era una persona muy madura, una mujer hermosa, yo en aquel entonces estaba recién casado con alguien más, vamos a llamarla "Pan" (es su sobrenombre) ella era una persona totalmente narcisista y me trataba muy mal, vivíamos juntos pero me corrió, hasta me mandaba a dormir al suelo, en un plazo de algunos meses planeabamos volver pero ella me daba largas, y me enteré que era infiel conmigo, para ese entonces mantenía una relación amistosa con esta chica mayor, la llamaremos "May"; ella y yo nos fuimos conociendo mediante Facebook, es fanática del Lol pero estaba casada y ya tenía 2 hijos, pero su esposo la engañaba, nos consolabamos mutuamente, yo solo la había visto en fotos, en fin... fui tan apasionado de ella como ella de mi, fue la ultima relación más pasional, intensa y romántica que haya tenido en toda mi vida, a la fecha no eh sentido algo similar, tal vez fue mi ingenuidad la que no sabia donde detenerse porque a esa edad yo buscaba cosas que en la actualidad ya no eh buscado en ninguna otra mujer... Lo nuestro era algo imposible y lo sabíamos ambos, conectabamos tanto que hasta daba miedo.
El día que May y yo nos vimos por primera vez fue en un cine dentro de la sala por miedo a que la viera su esposo, nos besamos por primera vez. Realmente cuando la vi por primera vez quedé muy impactado porque ella es una mujer muy hermosa, no podía creerlo, era como un sueño Ese mismo mes su esposo se fue de la ciudad por temas del trabajo, ella me llamó para que fuera a verla, y yo con miedo pero enamorado fui, esa noche, en la sala de su casa, con las luces bajas, me dijo algo que nunca olvidaré: "no importa lo que pase, esta noche estas conmigo y nada ni nadie importa, ni lo mal que la hemos pasado antes, no importa nada en el mundo solo que estamos juntos" Esa noche hicimos el amor, bailamos un poco, recorrí cada parte de su cuerpo con mis manos, nos amamos mucho, fue la noche más romántica de toda mi vida, me fui como a las 5 de la madrugada en un taxi, y me mando un mensaje con una canción que me dedicó, es esta: https://youtu.be/mSBo57dQwSY Y yo le dedique estas dos que describe muy bien lo que nos pasó: https://youtu.be/6BmGWjmtHZA https://youtu.be/c0Ey7nVhdrU Fueron esta y la siguiente noche que estuvimos juntos, hablando de cómo sería nuestras vidas si nos hubiéramos encontrado antes Después de todo eso seguimos hablando, hasta el momento que sabíamos que esto se debía detener por el bien de sus hijos, si la amas dejala ir, dice el dicho, cualquiera diría que es estúpido, pero hay veces que por mas que alguien sea perfecta para ti no significa que las cosas vallan a ser así... Yo no me aferre pero sin duda los momentos que pasamos juntos jamas los olvidaré y espero que ella tampoco, se que algunas veces ella tambien me recuerda... Lo sé porque realmente nos llegamos a amar, amarnos bien sin celos, sin condiciones, sin horarios... Al final me divorcie de Pan osea mi ex, ella terminó buscándome, y pidiendo perdón, y yo le conté lo que pasó, y que ya no la quería volver a ver en la vida, aprendí mucho que la persona que te ama no te humilla y el cariño que me demostró May me hizo darme cuenta que ella y yo estábamos con personas tan asquerosas y que no nos merecían, yo no me sentí mal ya que Pan me había engañado antes de que yo saliera con May y después de todo a ambos nos trataron mal y nos engañaron, pero bueno... En fin como les decía... Hoy buscaba esos recuerdos, porque a pesar de que vivimos a una ciudad de distancia, no la eh vuelto a ver, no hablamos mas por el bien de ambos, y creo que jamás volverémos a hablar pero... Me gustaría volver a verla tan solo una vez más... Hoy encontré lo que estaba buscando y fue como revivir esos recuerdos que yo había guardado en la alacena y cerré con llave... Lo nuestro era sincero y no creo que lo vuelva a vivir... Por eso no me esfuerzo mas en buscarlo, porque yo nunca la busque a ella, solo un día paso... Y jamas olvidaré ese momento que la vi Como dije nunca antes había contado todo esto pero ya ah pasado un tiempo y decidí compartirlo... Aquí... Tal vez a alguien le parezca interesante esto, tal vez no pero sin duda... Me libera de algo que me eh guardado por muchos años... NADIE LO SABÍA HASTA HOY Creo que aveces estas cosas pasan, y que la vida nos juega una broma cruel, nos une a personas que no nos merecen y nos separa de las personas a las que pertenecemos... Un amor imposible, tan dulce y amargo a la vez... No tengo ningún recuerdo malo de ella, todo fue perfecto, y no me arrepiento de nada DE NADA y solo nosotros dos cuando nos abrazabamos tan fuerte sabiendo que era la última vez que nos veríamos sabíamos cuanto deseábamos estar juntos.
La extraño tanto...
submitted by SnowLothbrok to espanol [link] [comments]


2015.09.21 01:23 enaus Compartir riesgos en las carreras laborales y cotizaciones a la SS.

¿Cómo funciona esto del Machismo?
Muchas son las voces de gente “joven” (refiriéndome a personas de menos de 50 años) que hablan del machismo como un fenómeno superado; tampoco son pocas las que señalan a la mujer como única responsable de su destino… Salvo lo relativo a agresiones, en las grandes ciudades, parece como si el patriarcado se tratara de un fantasma de otro tiempo, un fenómeno del pasado muerto y enterrado.
Recuerdo que antes de…, bueno, hace unos años yo también pensaba así, luego… no sabría ni por dónde empezar, pero después de… lo veo de frente, inmutable y admiro su sutileza; tan sigiloso que tantos y tantas creen haberlo vencido. Y ahora que veo la trampa cara a cara, trato de señalarla con el dedo y avisar de su presencia a quienes llegan ahora. ¡Me toman por loca! Ver para creer.
Mi dilema está en insistir en delatarlo o dejarlo ganar; ya recibí mi dosis de sodomía y esa no me la quita nadie. No sé qué tal ando de fuerzas para el escepticismo y la incredulidad de quienes aterrizan inventándolo todo, también la pólvora, por supuesto. Ni siquiera a mis propias hijas puedo plasmarles el aprendizaje de lo vivido, les debo una buena imagen de su padre… todo son contradicciones, conflictos morales,…
Todas y todos tenemos derecho a tropezar, a caer y aprender a coscorrones. Quién soy yo para restarles a los demás experiencias el privilegio de cometer los mismos errores (quizá acertadas clases magistrales recibidas en primera persona). Esa mínima inquietud por compartir que subyace en el fondo de mi conciencia tiene contaminada su nobleza de sed de venganza e ira. A la postre es mejor dejarla dormir y no percibirla más. Duele recordar, duele analizar, duele pensar, duele aprender y sobre todo duele comunicar lo que ha pasado. La culpa de guardar silencio es más llevadera.
No se entienda que ha terminado en fracaso, porque no es así. Mi perfeccionismo envía una visión derrotista, pero fue victoria contundente. Claro que fallé tantos tiros que… desde luego no fue ningún paseo. El sabor es agridulce. Como cualquier guerra, la experiencia es ácida, nadie sale ileso. Se sufren mutilaciones, las mayores en la expresión.
Busco mi sonrisa, en realidad busco su espontaneidad y naturalidad, ahora parece sintética, artificial. Las heridas de la contienda se acumulan en su gesto. Los lunes a primera hora de la mañana incluso esquivo mi propia mirada, no la puedo sujetar, en seguida bajo los ojos y la esquivo.
Cuestiono si merecía la pena. Sé que no podía ser de otra manera, lo que me lleva a cuestionar toda mi existencia. Reviso incluso mis planteamientos metafísicos, llego a rebuscar si acaso quedara algún mínimo resto de fe en algún ser superior con el que derribar mi escepticismo. Necesito la falacia del calor y reconforte celestial. ¿Por qué no puedo someterme, por qué esta rebeldía extrema que en el fondo compite desesperada con la finitud?
Acepto el fatal destino y me aplaco ante lo inevitable. Sólo entonces consigo girar la mirada fuera de mí, abandono mi ombligo y veo a Susana, con la cara completamente tapada de maquillajes, intento recordar cómo es su rostro al natural y no consigo recordarlo, noto que mis poros se asfixian evocando la sensación de los polvos y las cremas con las que jugábamos de adolescentes. Me sonrío pensando que mi novio se acuesta y se levanta con la misma persona.
Sigo paseando mi vista y veo a Marta, desvalorizando su esclavitud para con los suyos, otorgándose cada día papeles secundarios en todos los escenarios de su vida. Me cuesta seguir compartiendo reparto con mi patológica aptitud de protagonista crónica.
También está Patricia, llevando a la excelencia el cuidado de su hogar. Hace tiempo que no menciona sus intentos de buscar un trabajo, desistió de enviar su currículo la quincuagésima vez que le preguntaron si tenía hijos, este día también fue la trigésimo cuarta que le explicaron el horario flexible y la aptitud esperada de responsabilidad en el desempeño. Media jornada sólo son 12 horas, la conciliación de la vida familiar y profesional permite volver a casa a tiempo de darle las buenas noches a sus hijos.
Las tres felizmente casadas con hombres de brillante carrera. Ellos son súper sensibles a los derechos de la mujer y sienten mucho que sus parejas no hayan conseguido un trabajo lleno de ascensos y oportunidades compatibles con el cuidado de sus hijos. No se lo explican, máxime teniendo en cuenta todo lo que ellos “ayudan” (tatúan así la responsabilidad de todas las tareas que entran en conflicto con el desarrollo de sus propias carrearas profesionales en ellas). Mi favorito es Javier, quién además demuestra que contablemente no es rentable que Patricia trabaje. Total, su sueldo se iba enterito en guarderías y la indemnización de cuando aceptó el cese en el ERE sirvió para comprarse el monovolumen, que buena falta hacía en casa y que por supuesto sólo conduce él. Qué fatalidad que tras dos años con él de copiloto a Patricia le salió amaxofobia.
Callo y guardo silencio. Guardo silencio y callo. Mientras me pregunto si de verdad no lo ven. ¿Cómo saben ellas que no serán abandonadas en plena menopausia por “otra”, esa que siempre es una mujer más joven con las caderas intactas y el vientre plano gracias a las hormonas que la mantienen infértil? ¿De qué manera van a ser compensadas por esos años sin cotizaciones a la Seguridad Social? Hace ya varios años que dicen que van a calcular las pensiones, si no las quitan, computando toda la vida laboral. ¿Pero es que no ven el riesgo? Alguna vez que me he tentado en advertirlas, pero me dicen que no lo entiendo porque no he tenido la suerte de encontrar una persona que es la mitad de una misma, con la que tienen una unión tal que la fisión nuclear se queda corta. Se llenan la boca hablándome de amores por encima de los firmamentos y los dioses de todas las religiones mundiales y no sé qué más añaden, porque llegados a este punto en la conversación me abstraigo.
Para equilibrar oportunidades, les propongo que compartan sus cotizaciones a la Seguridad Social, compartiendo el riesgo del parón en sus carreras profesionales. En seguida me lo tiran abajo. Si ellas necesitan trabajar ya lo harán, además con el sueldazo que ganan sus maridos (gracias a sus sacrificios, aunque esto no lo señalan) cualquier juez les otorgará la custodia de sus hijos y unas abultadas pensiones compensatorias con las que salir adelante sin problemas… y el chalet. Seguro que con sus súper pensiones les sobra para poner la calefacción a veinticuatro grados día y noche como acostumbran. No leen en prensa que cada vez este tipo de pensiones se otorgan menos y cuando lo hacen es de manera provisional por un periodo de tres o cinco años. Las hipotecas dejan de pagarse como gananciales al cincuenta por ciento desde el momento de la separación, quien paga acumula porcentaje y el usufructo de las casas es sólo por unos años, se pierde cuando los vástagos levantan el vuelo.
Y nada de esto las preocupa, ahí están plancha que te plancha una camisita, una corbatita… ¡Hay que ver “la” Belén Esteban qué gorda se ha puesto!...
submitted by enaus to podemos [link] [comments]